Skip to main content

Vaya por delante que yo no soy especialista en SEO y, por lo tanto, lo que vas a leer en este artículo es mi experiencia personal utilizando esta herramienta. Te contaré por qué decidí incorporarla a mi negocio, cómo la trabajo, qué he obtenido, qué no he conseguido y qué me gustaría que alguien me hubiera dicho, antes de lanzarme a la conquista de Google. Vamos te voy a hablar de las verdades del SEO, siempre desde mi experiencia y mi visión.

Qué es el SEO

De forma muy simplista, podríamos decir que se trata de una serie de acciones que puedes hacer para mejorar el posicionamiento de tu página web en los buscadores. Sus siglas significan Search Engine Optimization. Y es interesante incorporarlo a tu negocio porque, si sabes hacerlo bien o te lo hacen bien, te puede traer muchas visitas de personas que están interesadas en lo que haces. Vamos, posibles clientes.

Cómo implementar el SEO en tu negocio

Básicamente existen dos opciones:

  • SEO on-page: Serie de acciones que puedes hacer directamente en tu página web. Por ejemplo, trabajar las etiquetas de HTML, creación de contenido enfocado para SEO, mejorar la velocidad de carga de la web, etc.
  • SEO off-page: Estrategias que llevamos a cabo fuera de nuestra web. Por ejemplo: Escribir artículos en otros blogs, estrategias de link building, usar Google My Business, etc.

No me voy a extender en todo esto porque, como te he comentado, no soy especialista y te he dado una definición del SEO muy general. También porque quiero hablarte de las verdades del SEO. Si necesitas profundizar te recomiendo que busques en San Google porque hay miles de artículos que te lo explican a la perfección.

Mi estrategia

Hechas las definiciones iniciales, ahora sí voy a explicarte cuándo y por qué decidí incorporar esta herramienta a mi negocio. Fue en 2018. Llevaba ya unos tres años con mi agencia de prensa y comunicación y dos, enviando una newsletter mensual con contenido de calidad. Pero me encontraba que mi negocio, según mi punto de vista, no crecía al ritmo que yo quería (otro día hablaremos de las expectativas y de la autoexigencia…).

Así que después de evaluar diferentes opciones, decidí apostar por el SEO on-page con la generación de contenido de calidad mediante mi blog. ¿Por qué? Porque podría aprovechar que me gusta escribir para aprender a redactar para buscadores. Y así lo hice.

Qué esperaba conseguir

Cuando decidí apostar por esta herramienta, tenía en mente que quería conseguir los siguientes objetivos:

  • Autonomía: Aprender a escribir para SEO.
  • Visitas: Derivar tráfico de calidad a mi web.
  • Suscriptores: Hacer crecer mi base de datos de la newsletter con suscriptores de calidad.
  • Negocio: Conseguir nuevos clientes.
  • Autoridad: Posicionarme como especialista y voz autorizada sobre cómo salir en los medios de comunicación.

Como ves, los objetivos que tenía no eran pocos. 😉

Qué he conseguido

Después de tres años de haber incorporado el SEO a mi estrategia de marketing, esto es lo que he conseguido en los diferentes ámbitos:

Autonomía: Sé escribir para SEO. Aprendí una metodología paso a paso que me sirve para redactar posts que tienen muchos números de salir en la primera página de Google. De hecho, he conseguido posicionar diferentes artículos de mi blog en las primeras posiciones de Google. Y me siento muy cómoda haciéndolo porque se parece mucho a la redacción periodística. Por lo tanto, objetivo cumplido.

Visitas: Cada día mi página web recibe centenares de visitas. Generalmente, son de personas que están buscando la respuesta a alguna duda sobre la prensa o la comunicación y que se encuentran con uno de mis posts en la primera página de Google.

Autoridad: He conseguido posicionarme como especialista ante Google (por así decirlo) como una página web que tiene contenido de calidad relacionado con cómo salir en los medios de comunicación.

Que no he conseguido

Y esto es lo que no he conseguido, a día de hoy, después de trabajar el SEO mediante el blog:

Suscriptores de calidad: Aunque día a día mi base de datos a la newsletter crece, no lo hace como a mí me gustaría. ¿En qué sentido? Me encuentro que hay gente que se suscribe por el lead magnet; y cuando ya lo tienen, se dan de baja, cosa que no pasa cuando alguien llega a mí mediante las redes sociales. O se borran cuando ven que hablo de otros temas más allá de los medios de comunicación.

Negocio: Creo que puedo contar con los dedos de una mano los presupuestos que he conseguido cerrar con alguien que me ha encontrado por Google. Y no pasa nada. Ya me va bien. Porque el tipo de personas que llegan por SEO no me conoce y busca otro tipo de profesionales con promesas de grandes resultados, cosa que nunca hago. Porque yo apuesto por la comunicación slow, sólida y con resultados a largo plazo. Y quiero trabajar con personas con las que comparto valores, filosofía y visión y esto Google todavía no ha conseguido filtrarlo.

¿No haber conseguido estos objetivos es culpa del SEO? Por supuesto que no. Como te decía antes, es culpa de mis expectactivas.

Hubiera agradecido que alguien me hubiera contado las verdades del SEO

Si alguien me hubiera dicho algunas de las verdades del SEO que te voy a compartir ahora, quizá me hubiera preparado mejor para incorporar esta herramienta a mi negocio. Es posible que algunos resultados no hubieran cambiado. O quizá sí. En todo caso, la información es poder y, por eso, quiero compartirla contigo por si te sirve y te ayuda:

1. El SEO no es para todo el mundo

El SEO te trae volumen de personas, pero cada una es hija de su padre y de su madre. Esto significa que si tú tienes un tipo de cliente muy concreto –como es mi caso– quizá te conviene empezar por otra acción, antes de lanzarte a la conquista de Google.

2. Si quieres que te compren o te contraten, trabaja un buen embudo de venta antes

Si no, verás cómo la gente se va por dónde ha venido. Y eso no significa que tu contenido o tu oferta no sea buena. Sino que le has dado la respuesta que buscaba y le has solucionado la duda que tenía. Fin de la relación.

3. El visitante que llega por SEO es muy frío y tiene cero compromiso contigo

Varias personas que habían reservado sesiones de valoración conmigo porque creían que podía ayudarles, después no se han presentado ni se han dignado a cancelar la cita. Feo, ¿no?

4. Se suscriben por el lead magnet, no por lo que les aportas

Por eso es muy posible que una vez lo tengan, ciao. Se dan de baja al momento y a buscar otro lead magnet de gratis que les saque de su apuro. Evidentemente estoy generalizando y hay gente que, por suerte, no actúa así.

5. El SEO “a palo seco” no sirve de mucho

Piensa bien de qué forma vas a integrarlo en tu negocio y qué camino vas a crear para seducir a las personas que te llegan por Google. Nunca te lo juegues todo a una sola carta, ya sea la del SEO o de cualquier herramienta de comunicación.

6. Qué puedo esperar realmente y qué no de usar esta herramienta

Más que nada para que no tengas unas expectativas que no cuadren con lo que vas a obtener ya que, si no, te tocará lidiar con la frustración.

7. ¿Estás lista para implementarlo?

No tengas miedo de hacer esta pregunta a la persona con la que te gustaría trabajar el SEO. Porque quizá vale la pena que antes te dé una checklist con aquello que deberías trabajar a conciencia antes de lanzarte a enamorar a Google para que puedas sacarle el máximo rendimiento a tu inversión. Yo es lo que hago cuando alguien quiere salir en los medios de comunicación y creo que no está listo para hacerlo porque lo último que quiero es que sienta frustración.

Y hasta aquí mi experiencia con esta herramienta. Espero que este artículo sobre las verdades del SEO te pueda ayudar y te aporte perspectiva. Y ahora cuéntame, ¿has incorporado esta herramienta a tu negocio? ¿Cómo te ha ido? Me encantará conocer tu experiencia y tu visión.

Si te ha gustado el artículo y crees que es interesante, te agradeceré que lo compartas para que más gente pueda llegar a él.

Mejora tu comunicación ahora

50 tips de comunicación slow vanesa carrasquilla

50 tips de comunicación slow

Atrévete a cuestionar tu comunicación con este workbook con 50 consejos que te harán reflexionar.

SABER MÁS

Leave a Reply