octubre 8, 2019 Vanesa Carrasquilla

Advertorial: qué es y cómo saber si es para ti

Los anglicismos forman parte de nuestro día a día. También en el ámbito de la comunicación. Así que hoy voy a hablarte de un concepto del que quizá no has oído hablar aún, pero que estoy segura que poco a poco entrará a formar parte de tu vocabulario, tanto si tienes una marca como un producto. Se trata del Advertorial, una nueva forma de hacer publicidad que va al alza. En este post te contaré qué es, para quién es y cuáles son las principales diferencias con la publicidad tradicional.

Qué es un advertorial

Este concepto nace de la fusión de dos palabras. Por un lado, advertising (‘publicidad’ en inglés) y editorial (tipo de texto periodístico). Actualmente, esta palabra se utiliza para identificar aquellos contenidos patrocinados –es decir, publicitarios– que una marca o empresa publica en los medios de comunicación. Todo con el objetivo de conseguir llamar la atención del público, atraer tráfico a su web o mejorar su credibilidad o prestigio.

El advertorial es la fusión de un espacio publicitario con el contenido de calidad y de interés.

Formato de un advertorial

A diferencia de la publicidad tradicional, el advertorial tiene un formato periodístico. Es decir, bien puede ser una noticia, un reportaje o una entrevista. Así, acostumbra a tener los elementos básicos de una noticia: titular, subtítulo, entradilla… Está redactado por un periodista especializado en branded content y se puede identificar porque, a menudo, tiene una maquetación diferente a la habitual.

A veces, también en la parte superior se pone un antetítulo con las palabras ‘Advertorial’, ‘Páginas especiales’ o ‘Branded content. De esta forma, sitúan al lector para que sepa que aquello que lee es un contenido publicitario.

Diferencia entre advertorial o publicidad

Aunque los dos son contenidos publicitarios y pagados, lo cierto es que el primero está mucho más elaborado. En el caso de la publicidad normal, lo que nos viene a la cabeza son anuncios a toda página, banners o pop-ups, por ejemplo. El advertorial va mucho más allá en el contenido y, como te explicaba, en la forma. Así, mientras los primeros los elabora el equipo comercial de un medio, los advertoriales están redactados por periodistas que buscan un hecho noticiable que sea relevante o de interés para su público.

La principal diferencia reside en el contenido que se explica ya que con los advertoriales siempre se busca aportar valor. Este formato mejora la percepción y la atención que un lector, oyente o telespectador tiene ante este tipo de contenido. Y es que, a pesar de saber que se trata de publicidad, el público lo recibe mejor ya que les aporta mucha más información que en una publicidad de las habituales.

Dónde puedes encontrarlos

Generalmente están en formato escrito. Por lo tanto, los encontrarás en periódicos, revistas o páginas webs. Pero también existen algún otro tipo de advertorial donde el formato audio o vídeo puede ser una solución. Eso siempre lo determina la marca.

Para quién son

Como se trata de contenidos de pago, acostumbran a apostar por este tipo de formato las empresas, instituciones o bancos que tienen recursos para invertir. Su precio es bastante elevado y depende de la tirada y el alcance que tiene el medio donde saldrá.

¿Son una buena opción para emprendedoras o marcas como la tuya? Depende. Por eso, antes de lanzarte a la publicidad pagada en medios, te recomiendo que valores tres elementos:

1. País de donde te llega la propuesta: Conozco varias marcas a las que les han contactado revistas femeninas internacionales para hacer un advertorial de uno de sus productos en el especial de Navidad o del día de la mujer. ¿Es una buena propuesta? Dependerá de si tienes público allí o no. Piensa que los departamentos comerciales de los medios “persiguen” a las marcas para que pongan dinero y contactan con marcas de todo el mundo. Así que, de entrada, si decides invertir en un advertorial, te diría que solo aceptes propuestas de tu país. Así podrás controlar mejor todo el proceso.

2. Inversión económica: Al tratarse de publicidad pagada, valora bien el precio que te piden y si puedes asumir un gasto como este o no. Como te decía, el precio puede ser bastante elevado y quizá te vale más la pena hacer una campaña publicitaria en Instagram Ads o Facebook Ads.

3. Retorno de la inversión: Calcular el retorno de la inversión de este tipo de publicidad es muy complicado, especialmente si el advertorial es en papel. Así que, si decides hacerlo, mejor empieza por advertoriales en páginas web para analizar si te traen tráfico o no a tu página o tienda online.

TIP: Antes de lanzarte a comprar publicidad en un medio de comunicación tienes que tener muy presente qué esperas conseguir de una inversión de este tipo. Si no lo has hecho, te recomiendo que leas el artículo Salir en medios y vender más. Seguro que puede darte pistas de lo que puedes conseguir con una inversión como esta.

¿Te ha contactado alguna revista o periódico alguna vez y te ha propuesto salir en su medio a cambio de una inversión económica? ¿Qué has hecho en este caso? Me encantará conocer tu experiencia en el apartado de comentarios.

Si te interesan este tipo de contenidos, te animo a suscribirte a mi newsletter de comunicación slow. Un par de veces al mes te mando un correo con contenido de valor para que dejes de sufrir la comunicación y empieces a disfrutarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *