Has leído en más de una, de dos y hasta de tres ocasiones que, en la era del social media, el contenido es el rey. ¿Pero qué significa exactamente esta frase? ¿Qué es el contenido de valor? ¿Cómo debes crearlo? Todo esto es lo que vas a encontrar en este post para que, de una vez por todas, sepas por dónde empezar a generar contenido valioso para tu comunidad. Además, te traigo un ejemplo con el que lo verás más claro.

Qué es contenido de valor

El contenido de valor es una de las herramientas de marketing más interesantes que hay en estos momentos por los buenos resultados que genera, especialmente a medio-largo plazo. Se trata de todos aquellos contenidos que publicamos en formato vídeo, audio o escrito en los diferentes canales, pensando siempre en nuestro cliente ideal. Su objetivo es doble: generar confianza en nuestro público y fidelizarle.

Así, todo aquello que compartes en las redes o los canales de tu empresa puede ser contenido de valor en marketing. Eso sí, siempre que se trate de publicaciones que buscan ofrecer herramientas, tips y/o consejos para solucionar alguna duda o necesidad de tu público.
La clave para crear contenido de valor con tu marca o negocio es no perder nunca de vista para quién es: tu cliente ideal. Clic para tuitear

Contenido comercial y contenido de valor

Es importante que sepas ver la diferencia entre el contenido comercial y el de valor. ¿Por qué? Para asegurarte que realmente estás ayudando a tu cliente ideal y no haciendo una promoción excesiva de tus productos o servicios.

Mientras el contenido de valor buscar resolver preguntas y ayudar a tus clientes o seguidores, el contenido comercial es el que se crea para cantar las excelencias de nuestros productos y servicios. Así que elige bien el que quieres usar en cada momento, en función de tu objetivo.

Qué puede ser contenido de valor

Los posts del blog, artículos en otras webs, las publicaciones en redes sociales, los vídeos, los podcast, las newsletters… Todo puede ser contenido de valor. Se trata de todas aquellas publicaciones que haces y que buscan ayudar a tu cliente ideal. Por eso, es muy importante que este contenido de valor vaya de la mano de una estrategia de contenidos, que te ayude a lograr tus objetivos empresariales. Y también de un calendario editorial para que nunca te quedes sin ideas.
Para crear contenido de valor no te quedes solo con la forma porque lo realmente importante es aquello que aportas y compartes con tu comunidad. Clic para tuitear

Quién debe generar contenido de valor

Si tienes un negocio, mi recomendación es que apuestes sí o sí por esta estrategia de comunicación y marketing. La venta dejará de ser una obsesión para ti porque esta llegará gracias a haber construido una relación de confianza con tu cliente. Tanto si te dedicas a la restauración, eres creador o ofreces servicios de decoración, el contenido de valor también puede ser una buena estrategia para ti.

Seguramente ahora mismo te estás preguntando “¿y yo qué publico?”. Lo primero que te diría es que cojas papel y boli y hagas una lluvia de ideas con aquellos temas que le puedan interesar a tu cliente, más allá del producto o servicio que ofreces. Y después intenta ver de qué forma puedes incluir o vincular tu producto o servicio para que vean que es la mejor opción para sus necesidades.

Beneficios de crear contenido de valor

Estos son algunos de los beneficios que obtendrás, si apuestas por esta estrategia de marketing para tu negocio ya que el contenido de valor te permitirá:

  • Construir una comunidad de personas interesadas en tus propuestas y en aquello que ofreces.
  • Generar confianza con tus seguidores y consumidores ya que verán que tu misión no es solo venderles tus productos o servicios, sino también ayudarles.
  • Posicionarte como especialista porque estarás compartiendo parte de tu conocimiento para que sean autónomos en determinados ámbitos.
  • Fidelizar a tu público porque crearás una relación fluida con él y, por lo tanto, esperarán tus contenidos.
  • Presencia constante en la vida de tus consumidores para que, cuando necesiten uno de tus productos o servicios, se acuerden de ti y te compren o te contraten.
  • Aumentarás tus ventas a largo plazo sin necesidad de estar agobiando a tu público con mensajes agresivos de venta.
  • Mejorarás tu posicionamiento en buscadores y nuevos clientes potenciales te pueden llegar a descobrir.

Dónde usar el contenido de valor

Cada día que pasa tenemos a nuestro alcance más y más canales para tener una conversación fluida con nuestro público. Por eso, ya sean tus propios canales (blog, newsletter, página web, podcast) o plataformas externas como Instagram, Facebook o cualquier otra red social son un buen lugar para hacerlo.

Contenido de valor para el blog y la newsletter

Te permitirá generar artículos, vídeos, audios en tus propias plataformas, compartirlos en redes sociales y generar tráfico hacia tu web. Esta es mi estrategia favorita porque cumple con el objetivo final que todos buscamos: Aumentar el tráfico en nuestra página para tener más posibilidades de que nos compren o nos contraten. Te recomiendo que leas este artículo sobre el blog para que veas por qué es interesante tener este canal.

Contenido de valor en redes sociales

Para saber cómo generar contenido de valor en Instagram o Facebook, primero debes tener muy claro qué quieren tus seguidores y quiénes son. Porque muchas veces la gente que nos sigue no es la misma que nos compra y, por lo tanto, dedicar esfuerzos a crear contenidos para un público que no es nuestro cliente ideal no es muy eficaz. Así que antes de publicar día sí y día también, piensa si todo el tiempo que vas a dedicar para crearlo tendrá un retorno o no.

No olvides que el contenido de valor debe estar al servicio de tu estrategia empresarial y debe ayudarte a lograr tus objetivos. Si no, no sirve de nada tanto esfuerzo. Clic para tuitear

Ejemplo de contenido de valor

Cocunat es una marca de cosméticos 100% naturales que crea muy bien contenido de valor. Aunque ha decidido hacerlo especialmente en Instagram y no, en un blog, lo cierto es que han sabido encontrar cómo hacerlo. Te pongo un par de ejemplos para que veas que aportar valor es fundamental y que se puede hacer siendo fiel a la esencia de la marca:

Ejemplo de contenido de valor 1:

Cada cierto tiempo publican vídeos o pasos a paso sobre cómo cuidar nuestra piel mediante rutinas faciales.

que es contenido de valor

Ejemplo de contenido de valor 2:

También hacen pedagogía a sus consumidores sobre los errores más habituales cuando cuidamos nuestra piel.

que es contenido de valor

Como ves, en cada uno de ellos están dando consejos y tips para cuidar la piel sin necesidad de hablar de sus productos. De esta forma, generan confianza en el consumidor para que, si lo desea, compre us cosméticos.

¿Y tú cómo creas contenido de valor? ¿Te resulta fácil o difícil? Te animo a compartir tu experiencia en el apartado de comentarios.

 

Si te ha gustado el post y crees que puede ayudar a otras personas, te agradeceré que lo compartas. Yo quiero ayudarte con estos artículos y te me ayudas a que lleguen a más gente.

Mejora tu comunicación ahora

50 tips de comunicación slow vanesa carrasquilla

50 tips de comunicación slow

Atrévete a cuestionar tu comunicación con este workbook con 5o consejos que te harán reflexionar.

SABER MÁS

Leave a Reply