junio 18, 2019 Vanesa Carrasquilla

El blog ha muerto

No sé cuántos años hace que oigo esta frase. Y es que desde la aparición de las redes sociales fueron muchos los que vaticinaron la muerte de los blogs. Pero después de más de una década socializando a través del teléfono, los blogs siguen resistiendo el paso del tiempo. Así que en el post de hoy te voy a explicar porque no creo que el blog ha muerto y te daré varias razones por las que pienso firmemente que deberías tener el tuyo.

La evolución del blog

Los blogs posiblemente fueron uno de los primeros canales de comunicación para el gran público que se abrieron en la red. A principios de los años 2000, llegaron a nuestro país y, en ese momento, la comunicación dejó de ser patrimonio de periodistas y profesionales de los medios para abrirse a todo el mundo. Es cierto que solo fueron los más atrevidos los que se abrieron un Blogspot y empezaron a compartir post sobre sus viajes, vidas o experiencias cotidianas.

En sus inicios, el blog era como el diario de toda la vida, pero en formato digital y abierto –si querías– a todo el mundo.

El blog en el siglo XXI

Aunque inicialmente fueron las personas anónimas las que usaron esta plataforma, las empresas no tardaron en darse cuenta de las posibilidades que ofrecía su nuevo canal. Empresas pequeñas, pymes y emprendedores vieron en los blogs la posibilidad de compartir con el mundo su talento, sus productos y sus servicios. Así que pasaron a convertirse en un espacio exclusivo de promoción donde cada uno hablaba de lo bien que iban sus productos o servicios, etc.

La aparición de la frase ‘El blog ha muerto’

Con la llegada de las redes sociales hace más de 10 años, llegó la afirmación rotunda que da nombre a este post “El blog ha muerto”. Muchos gurús del marketing sentenciaron así a este canal que hizo las delicias de muchos y que fue la semilla de lo que conocemos ahora como comunidades. Pero casi 20 años después de su aparición en nuestro país, aquí siguen y no parece que vayan a desaparecer en breve.

Actualmente, el blog se ha convertido en un espacio de conversación entre empresas y público. La promoción sigue existiendo, pero tiene muchísimo menos peso ya que el autobombo constante genera rechazo.

Ahora de lo que se trata es de aportar valor.

Pon un blog en tu negocio

Para mí, a parte de la página web, te diría que es EL CANAL. Sí, sí, te lo escribo en mayúsculas. Y es que en la era de Instagram, Youtube, Facebook y Twitter, este es el único canal que me permite controlar de principio a fin todo lo que pasa en él. Vamos, que no depende de ningún algoritmo que mi comunidad o seguidoras vean aquello que publico; depende de mí y de mi capacidad para crear temas que enganchen y que den respuesta a las necesidades de mis seguidores, clientes o potenciales clientes.

Es cierto que vivimos en la era de la infoxicación –intoxicación de contenidos– y que cada vez tenemos menos tiempo y menos ganas de leer. Pero la clave para que tú blog interese y tenga lectoras fieles es ofrecer contenido de calidad.

El universo temático

¿De qué estoy hablando cuando digo contenido de calidad? A crear tu propio universo temático. A ser capaz de determinar qué temas son los más interesantes para tu comunidad, más allá de los servicios o productos que ofreces. Esto requiere de altas dosis de autoconocimiento, tanto a nivel de negocio como personal, y también un compromiso con las personas que te leen.

A partir de aquí, toca crear un plan de contenidos a medida que sepa conjugar tus necesidades como emprendedora y las necesidades de tu público objetivo.

Por qué creo que debes tener tu propio blog

Si todavía no te he convencido para que incorpores este canal a tu estrategia de comunicación, aquí tienes algunos argumentos que quizá te ayuden a hacerlo:

  1. Te permite estar presente en la vida de tus seguidores o posibles clientes de forma más o menos constante.
  2. Es solamente tuyo y no dependes de ningún algoritmo. ¡Tú decides!
  3. Puedes darle el formato que quieras. En lugar de redactar un artículo, quizá te resulta más fácil grabar vídeos o hacer podcasts. Al final, el blog no es más que la herramienta donde alojar el contenido que creas.
  4. Generas contenido duradero, que no caduca a diferencia de lo que sucede en las redes sociales.
  5. Mejora tu posicionamiento en Google y, si redactas para SEO, puedes llegar a estar en la primera página del buscador con lo que eso supone: ¡Más visitas a tu web!
  6. Es el camino de entrada más fácil para derivar tráfico a tu web.
  7. Te posiciona como referente o especialista de tu ámbito temático o área de especialización.
  8. ¿No estás cansada de trabajar para los demás? Youtube, Instagram… ¡Yo, sí! Por eso, apuesto por el blog para que la gente venga a mi casa virtual y pueda conocer un poco más qué hago.

¿Seguro que el blog ha muerto?

¿A qué conclusión llegas después de leer este post? ¿De verdad piensas que el blog ha muerto? Me encantaría muchísimo conocer tu experiencia y opinión respecto a esta tema. Así que, si te apetece, ¿hablamos en el apartado de comentarios?

Podcast

¿No tienes tiempo para leer este post? Entonces, escúchalo en formato podcast. Y no te olvides de suscribirte para recibir directamente en tu móvil los nuevos episodios que vaya subiendo. Si quieres escuchar otros episodios del podcast, los encontrarás aquí.

, ,

Comments (14)

  1. Olalla

    Buenos días, yo que estoy en una fase muy inicial de mi proyecto pensando en si blog si o blog no, me convences totalmente pero me da tanto miedo, tanto respeto! ya tenía claro la planificación de contenidos pero no sé si me va a dar para tanto la cabeza!!! me encantaría asistir a tu workshop, ¿Cuándo lo harás en Madrid???

    • Vanesa Carrasquilla

      Me alegro que el post te haya ayudado a decidirte! Es normal que te dé respeto. Pero lo importante es dedicar tiempo a la planificación porque te va a permitir ganar en tranquilidad. 🙂
      La verdad es que me encantaría hacer el workshop en Madrid! Si saliera grupo, me vengo con el AVE. Si no, quizá después de las vacaciones lo hago online. 😉
      Muchas gracias por tu testimonio!

  2. Gracias por los posts, Vanesa, y estoy de acuerdo contigo. No sé, realmente, cuántas personas me siguen por el blog, y no lo actualizo tanto como debo, pero para el SEO es fundamental, y también para comunicar eventos y novedades. Creo que las personas que visitan mi página web miran el blog para leer Stories y información actualizada. Yo, por cierto, aprecio el contenido que se genera en los blogs, sobre todo si es auténtico y personalizado. Lo he actualizado mi blog ahora mismo, por haber leído tu post, je je, y te invito a leerlo.

    • Vanesa Carrasquilla

      ¡Cómo me alegro que te hayas animado a actualizar el blog después de leer el artículo! Ya solo por esto vale la pena haberlo publicado. Yo creo que la información de valor solo se puede generar en nuestra casa virtual y, en este caso, en el blog. El contenido de redes es mucho más efímero. ¡Gracias por tu testimonio! 😀

  3. Estoy de acuerdo contigo. Pero el día a día, en mi caso, me ha comido el tiempo para escribir despacio. Y debo retomarlo. Instagram «me ha abducido» y es casi el único sitio en el que publico. Pero no comunico, como hacía en el blog… gracias por esta entrada, pues me anima a retomarlo.
    Saludos! Helena

    • Vanesa Carrasquilla

      ¡Hola Helena! Muchas gracias por tu testimonio. Yo creo que Instagram nos ha abducido a todas. ¡Jeje! Y el primer paso para cambiar esto, es darnos cuenta. Ser consciente que es en nuestra casa virtual donde de verdad debemos aportar valor seguro que te dará la energía que necesitas para buscar el tiempo que quieres para retomar el blog. ¡Te animo a que lo hagas! 🙂

  4. Yo lo veo totalmente igual que tu, Vanesa, pero cuesta encontrar contenido de calidad para redactar y ofrecer. Cuando el tiempo es justo, tendemos a lo rápido: publicar en redes más que parar a currarte un post en el blog. Pero yo debo ser una romántica y me da pena que el blog desaparezca de mi casa virtual, así que le cambié el nombre. Le puse «Mi libreta» y me permito algunas licencias en cuanto a tiempos o contenidos. No sé si es buena opción, pero de momento me funciona. También he pasado por la época de decidir si dejar el blog o quitarlo, pero me niego a eliminarlo 😉

    • Vanesa Carrasquilla

      Gràcies, Imma, pel teu testimoni! Entiendo perfectamente esa sensación. Vivimos en la inmediatez de las redes y, como no, el blog se ve perjudicado. Aún así, hay muchísimas cosas que podemos explicar en nuestro blog. Así que te animo muy mucho a que no te rindas con él. Además, el enfoque que le has dado convirtiéndolo en «Mi libreta» me parece genial. Al final, cada una debemos convertirlo en nuestro espacio creativo para compartir y aportar valor. 🙂

  5. Juan Fernández

    Me gusta mucho este espacio virtual que has creado, Vanesa, tanto el exterior del edificio, su estructura y decoración, como el contenido de calidad con el que lo vas amueblando.

    En cuanto he leído el título de este capítulo, ha venido a mi memoria el famoso pronunciamiento con el que se anunciaba en la corte francesa el fallecimiento del rey (Le roi est mort, vive le roi) y que podríamos parafrasear para anunciar contigo: El blog ha muerto, ¡viva el blog!

    ¡Un saludo!

    • Vanesa Carrasquilla

      ¡Hola Juan! Me alegro muchísimo que te guste este espacio. La verdad es que me gusta aportar valor y ayudar a aquellos que no disfrutan tanto de la comunicación como lo hago ya para que empiecen a perderle el miedo. Así que te agradezco muchísimo tus palabras. Y hago mío la versión que has hecho del pronunciamiento sobre el fallecimiento del rey: El blog ha muerto, ¡viva el blog! Me ha gustado mucho. Gracias por leer y comentar. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *