octubre 22, 2019 Vanesa Carrasquilla

Content Cannibalism, cuando generar contenido no es sostenible

Consumimos y creamos contenido a la velocidad de la luz. Lo hacemos porque es una forma de posicionarnos como especialistas, de fidelizar a nuestra audiencia, etc. También porque queremos llamar la atención de nuestro público objetivo. De esta forma, en el momento que le surja la necesidad de aquello que le ofrecemos –sea un producto o servicio–, seamos su primera opción. Todos los motivos son súper válidos, pero te voy a decir una cosa, aunque me tire piedras a mi tejado: Generar contenido no es sostenible.

“¡Pues vaya! ¿Y ahora qué se supone que tengo que hacer?”, debes estar pensando. Quédate 5 minutos y te lo cuento.

Cuánto contenido creas

Lo primero que me gustaría es que reflexionaras sobre el contenido que creas diariamente. Cada vez tenemos más y más plataformas a nuestro alcance que debemos alimentar y donde «debemos estar» para que nuestro negocio funcione. Te hablo de Instagram, de Facebook, el blog, la newsletter… La lista puede ser infinita, si quieres.

Seguro que tienes un calendario editorial. Quizá no lo tienes escrito, pero sí en tu cabeza. Por ejemplo, publicas 4 veces a la semana en Instagram, 2 en Facebook, un post al mes en el blog y mandas un par de newsletters. Todo esto, si lo contamos en número de horas, es mucho tiempo dedicado a generar contenido. Si te gusta, genial; pero si no eres de las que se siente cómoda delante de una hoja en blanco, ahí empieza el drama.

Qué duración tiene este contenido

El problema viene cuando la vida útil que le damos nosotras mismas a este contenido que hemos creado es muy corta. Y es que tener tantas plataformas, hace que estemos inmersas en una vorágine voraz de generación de contenido para que el algoritmo no nos penalice.

¿Has pensado alguna vez cuánto tiempo crees que está viva tu publicación en Instagram? ¿Solo unas horas porque el mismo día publicas otra cosa? ¿Un día? ¿Un par de días? Es importante que lo tengas presente porque de esta forma podrás ver por dónde se te va el tiempo y cómo reducirlo, sin que tu contenido se vea perjudicado.

Cómo consumes contenido

Una vez has hecho un análisis de cuánto contenido creas y qué vida útil tiene, es momento de cambiarte el sombrero y ponerte el de consumidora de contenido. ¿Cuánto contenido consumes cada día? ¿Eres de las que lee todo un post de Instagram o no? ¿Si te llega una newsletter la abres y te vas al blog a leer el artículo que te han preparado o no?

Es importante hacer este ejercicio para ver cómo, cuándo y cuánto contenido consumes en un día. También qué emociones o reacciones te genera cuando alguien está muy presente en tu vida o cuando está casi desaparecida. Seguro que llegas a esta conclusión:

El tiempo y el esfuerzo que se invierte en generar contenido no es proporcional a su vida útil.

Sufres del llamado content cannibalism*

¿Y qué quiere decir esto? Que quizá tú misma estás generando tanto contenido de alto valor para todos tus canales que la gente no puede consumirlo y, por lo tanto, la vida útil que tiene es extramadamente corta. Lo que hoy publicas, mañana ya no valdrá porque tú misma te habrás encargado de convertirlo en contenido viejo de un plumazo con la publicación nueva de un contenido diferente.

Pues a esto yo le llamo el content cannibalism. Tú misma te comes tu propio contenido porque publicas día sí y día también sin dejar tiempo a que la gente pueda leer, comentar o consumir lo que ya habías publicado.

*No hace falta que busques el término de content cannibalism en Google porque me lo he sacado de la chistera. ¡No existe! 😉

Crear contenido, sí. Pero con cabeza, también

Ante este panorama, ¿qué hacemos? La respuesta es clara: alargar la vida útil de tu contenido. ¿Cómo? Reaprovechándolo para tus diferentes canales.

Piensa que de un solo tema puedes:

  • Hacer uno, dos o, incluso, tres posts para Instagram.
  • Twittear el contenido varias veces.
  • Redactar un artículo para el blog.
  • Enviar una newsletter.
  • Grabar un podcast.
  • Hacer un directo en Stories.
  • Publicar un vídeo en Youtube.
  • … Y todo lo que se te ocurra.

No dejes que tu contenido muera en solo 24 horas. Honra tu esfuerzo.

Si quieres y te organizas, puedes alargar la vida útil hasta dos semanas. Solo necesitas planificación y poner a trabajar tus canales en una misma dirección. Porque aquí de lo que se trata es de reutilizar y reciclar todo lo que ya has creado, pero presentarlo des de diferentes formas y enfoques. ¿Te atreves a probarlo? Me encantará leerte en los comentarios o en Instagram.

Comments (20)

  1. ¡Este post ha sido esclarecedor! Leyéndolo me he dado cuenta de la cantidad de cosas que se pueden hacer para hacer un post duradero y por tanto que llegue a muchísima más gente 😊 ¡gracias!

    • Vanesa Carrasquilla

      ¡Claro, Idoia! Al final se trata de ponerle conciencia y de sacar el máximo rendimiento al esfuerzo que hacemos en la creación de contenido. Me alegro si te ayuda y te abre una nueva perspectiva. 🙂

  2. estela

    me gusta la idea de alargar un mismo tema en varias publicaciones!!
    la verdad es que yo publico mucho menos de lo que debiera en instagram, lo hago una o dos veces (como mucho) a la semana, pero sí veo, que las publicaciones duran más de lo que parece, sigo teniendo algún like después de 24h de la publicación (dentro de los pocos likes que tengo, por los pocos seguidores, «estamos trabajando en ello»).
    Y también es cierto, que no todos los momentos en que miramos instagram, leemos los posts enteros, hay momentos de calma y relax donde podemos entretenernos, pero también hay muchas veces de vistazo rápido, y hay mucho contenido que se pierde, así que alargando un mismo tema como dices, quizá incluso podríamos conseguir que se volviera atrás en el feed para buscar más información!

    Gracias Vanesa, un abrazo!!!

    • Vanesa Carrasquilla

      Lo más importante, al final, es tomar conciencia y pararnos a reflexionar sobre lo que nos dicen nuestros propios canales. Si tú ya has detectado que tus publicaciones en Instagram tienen una vida más larga que 24 horas, es perfecto porque verás que no es tan necesario publicar día sí y día también en esta red social. Ahora te animo que lo hagas con los otros canales para sacar conclusiones que te ayuden en tu estrategia de comunicación. ¡Un abrazo para ti también, Estela!

  3. ilustresLecturas

    Muchas gracias por esta info! Estoy empezando un proyecto ahora, y la verdad es que me paso el día entrando en IG para ver una y otra vez las pocas reacciones que hay en cada post… Y es cierto que lo primero que te viene a la cabeza para mejorar eso es “igual es que debería publicar más seguido…”! La cuestión es saber estirar “ese chicle” para que dure más! Gracias Vanesa, tus consejos son ✨

    • Vanesa Carrasquilla

      Me alegro que te guste el contenido, ilustresLecturas. Saber que os ayuda es genial. En el caso de hoy, yo creo que lo importante es tomar conciencia de las múltiples formas que puede tener un mismo contenido y aprovecharlas todas porque muchas veces nos quedamos solo con una.
      Gracias por estar aquí y por leerme. 🙂

  4. Me encantan tus consejos 🖤 Y me lo apunto para hacerlo más en serio! Hasta ahora lo hacía de una forma más intuitiva, pero sin duda vale la pena optimizar varios contenidos «hermanos» o «partir» un contenido largo para distribuirlo y personalizarlo según la red social que toque. Así, todo es más fácil y el mensaje llega por diferentes canales!

    Un abrazo,

    Sandra.

    • Vanesa Carrasquilla

      Exacto, Sandra. Y lo más importante es que respetas el tiempo que has tardado en crearlo porque, como sabes, crear un contenido de calidad necesita de horas de dedicación. Así que me alegro si el post de hoy te ha ayudado a tomar conciencia. Otro abrazo para ti. 🙂

  5. Tienes toda la razón, mira que lo he pensado alguna vez, pero es de esas cosas que hasta que alguien no te lo dice , no tomas conciencia.
    Gracias!!!!

    • Vanesa Carrasquilla

      Pues me alegro haber sido yo la que te haya hecho el recordatorio, Fabiola. Ahora hay que empezar a practicarlo. 😉

  6. Un post buenísimo Vanesa! Realmente útil para que yo sea consciente de cómo canibalizo mi propio contenido. Gracias!!!
    (Molts petons bonica)

    • Vanesa Carrasquilla

      La clave está en tomar consciencia sobre cómo no boicotear nuestros propios contenidos, que tanto nos cuestan de hacer. Molts petones per a tu també, bonica! Ganes de veure’t! :*

  7. ¡Hola, Vanesa!

    Has puesto palabras a lo que llevo pensando desde que me tomé un sabático de Instagram: encontrar la manera de hacer que mi contenido de más de si.

    Y el término de canibalismo de contenido ya se queda conmigo.

    ¡Gracias!

    • Vanesa Carrasquilla

      Me alegro que te haya aportado un poco de luz. Al final se trata de tomar conciencia y dejar de zamparnos nuestro propio contenido como si no hubiera mañana… ¡Gracias a ti por leer y aportar, Beth!

  8. ¡Me ha chiflado el post! Manda que… tanto currele a trabajar en contenido de valor para luego ser nosotras mismas nos lo zampemos en un plis-plas!
    ¡Gracias!
    Un abrazo.

    • Vanesa Carrasquilla

      ¡Cómo me alegro, Thania! Somos unas devoradoras profesionales de contenidos. Y eso está bien, siempre que no matemos a los nuestros. ¡Otro abrazo para ti también! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *