Queda un mes justo para que arranque la campaña de Navidad. Como cada año, empieza con el Black Friday, la jornada de descuentos masivos “made in USA” que se celebra el cuarto viernes del mes de noviembre. Si no tienes claro si unirte o no con tu marca a esta “fiesta del consumismo”, por decirlo de algún modo, aquí tienes 5 alternativas al Black Friday por si decides buscar una opción que encaje mejor con tus valores.

Qué es el Black Friday

Antes de presentarte las 5 alternativas al viernes negro, déjame que te cuente cuál es el origen del Black Friday. Se trata de una fiesta americana que, como te decía, se celebra el cuarto viernes del mes de noviembre, al día siguiente del día de Acción de Gracias en Estados Unidos. Las grandes marcas y cadenas ofrecen suculentos descuentos (del 30 al 70% en algunos casos) con el objetivo de incentivar y concentrar las ventas en un solo día.

Desde hace unos años, el Black Friday se ha instalado también en nuestro país convirtiendo este día en una cita prácticamene ineludible, si tienes una marca. Las grandes compañías de todos los sectores ofrecen sus mejores descuentos durante 24h para promover el consumo.

Las consecuencias del Back Friday

Un par de semanas antes de la llegada de este día empieza el bombardeo publicitario masivo con anuncios, folletos y banners donde se anuncian los descuentos extremos. Todo con la voluntad de crear un estrés y una necesidad en el consumidor para que ese día saque la tarjeta de la cartera y pase por caja.

Se genera una sensación de euforia y estrés colectivo para aprovechar los descuentos y que el consumidor no se sienta “tonto” si durante el Black Friday no compra nada. Clic para tuitear

Por suerte, existen 5 alternativas al Black Friday que si tienes una marca deberías conocer y valorar.

5 alternativas al Black Friday

1. Green Friday:

La base de esta alternativa es exactamente la misma que el Black Friday: compras y descuentos el cuarto viernes del mes de noviembre. La diferencia es que promueve el consumo a marcas locales, sostenibles, artesanales y eco. Por eso, los descuentos que se ofrecen no tienen nada que ver con los que hacen las grandes cadenas. Habitualmente las promociones del Green Friday van entre el 5 y el 15% de descuento.

2. Giving Tuesday:

Jornada solidaria que se celebra el primer martes después del Black Friday. Esta iniciativa global sin ánimo de lucro promueve la solidaridad entre personas, organizaciones y empresas. Por eso, hay empresas que deciden ofrecer un descuento durante el Black Friday y donar parte del dinero recaudado durante esta jornada a una causa que esté vinculada con su marca.

3. Fair Saturday:

El día después del Black Friday se celebra esta jornada masiva reivindicativa de la cultura y el arte. Durante todo el día se celebran espectáculos y encuentros para reivindicar la cultura como elemento cohesionador a nivel social y también en la construcción de un futuro más comprometido y menos consumista.ç

4. Swap Parties:

Auque en estos momentos celebrar encuentros no está permitido por culpa del coronavirus, las swap parties son una muy buena opción para renovar el armario. Y es que nos permiten intercambiar o incluso vender la ropa que ya no usamos a precios muy asequibles. Esta iniciativa está más pensada para que la pongan en marcha los consumidores. Ahora bien, si se le da una vuelta, podría ser interesante también para las marcas de ropa.

Buy Nothing Day:

Su nombre es toda una declaración de intenciones. Se trata de no comprar nada durante el día en el que se celebra el Black Friday. Nació en Canadá en 1992 y ya se ha extendido a más de 60 paises. Para que mí, que soy de llevar la contraria, es una de mis iniciativas favoritas.

¿Qué hacer si tienes una pequeña marca?

La información es poder. Por eso, si tienes una pequeña marca y estás dudando sobre qué hacer el próximo Black Friday, ahora ya conoces las alternativas que existen. Puedes unirte a cualquiera de ellas o no. Esto ya depende de ti y también de tu facturación. Vivimos un momento complicado y cualquier oportunidad de venta nunca debe ser menospreciada.

Eso sí, mi recomendación es que no vendas tu alma al diablo y elige bien la propuesta que encaja contigo y con los valores de tu marca para no sentir que estás haciendo algo con lo que no estás en sintonia.

Y piensa que hay una solución que siempre tienes a tu alcance y que solo depende de ti: Crear tu propio “Friday” cuando a ti más te convenga. Clic para tuitear

 

La comunicación, la clave de todo

Escojas la opción que escojas, no te olvides de comunicarla y explicarla bien a tus seguidores y clientes. Si no sabes cómo hacerlo, en este post te explico cómo crear una estrategia de comunicación para el Black Friday. Estoy convencida que te ayudará.

¿Te ha gustado este post? ¿Qué tal si lo compartes con aquellas personas a las que pueda interesar? Seguro que te lo agradecerán y yo, también.

Mejora la comunicación de tu marca

Deja de sufrir la comunicación y empieza a disfrutarla

Suscríbete a la newsletter y descubre cómo contar tu historia en menos de 1 minuto.

SUSCRIBIRME AHORA

Leave a Reply